Familia

LAS FAMILIAS EN ESTOS TEMPOS DE CAMBIO

…Los problemas de las familias actuales se deben en parte a la evolución de la sociedad hacia una vida más cómoda y son el fruto de la culpa o el miedo en los padres, quienes han actuado este rol como personas que más que guiar, formar , orientar, educar, a sus hijos, dicen cosas como: “mi hijo es un maestro para mí”, “me dice lo que tengo que hacer y me regaña y lo peor es que tiene razón”, “ mi hija es mi mejor amiga”, “parece un hombrecito…y apenas tiene 6 años”, ¡no sé que hacer con él (ella) tiene un carácter!”etc.

Si los hijo no ven en el padre o la madre el coraje suficiente para asumir,
corregir, tomar decisiones con sus consecuencias, los percibe entonces como
débiles, incapaz de hacerse cargo de ellos, es por esto que necesita conseguir
internamente un modelo que le permita encontrar esa fuerza, ese valor y
generalmente lo busca fuera de casa. Por esto fácilmente se fascinan por los
pandilleros, los deportes de riesgo, las drogas, etc. Encontrado allí los modelos que necesita para obtener su propia seguridad, valía y fuerza.

Si, por el contrario tiene padres excesivamente rígidos, exigentes,
sobreprotectores que desde el “lo hago porque esto es lo mejor para ti”, les
limitas el desarrollo de sus propias capacidades, de su autoestima y valoración
ante el grupo, dejándolos a merced de quienes van a decidir por ellos fuera del hogar, aún a costa de sus propios deseos, pensamientos o necesidades.

Los hijos necesitan límites para desarrollarse sanos física, psicológica,
espiritual y emocionalmente… y los padres deben abandonar la culpa y el
miedo para poder ejecutar estas acciones correctivas y formativas con firmeza y respeto, amorosa, constante y flexiblemente adaptándose a las diferentes etapas en el crecimiento del hijo. Estar “presentes” estar “allí” para sus hijos con el amor, la cercanía y afecto suficientes para generar y mantener el vínculo necesario para el desarrollo de la autoconfianza y autovaloración en ese ser humano que es su hijo.

En la actualidad tenemos grupos familiares en donde ambos padres están juntos, conviven, o están separados, se volvieron a unir en pareja y tenemos familias con los míos, los tuyos y los nuestros, lo que implica nuevas formas de vivir en familia, sin embargo el vínculo sano entre padres e hijos debe mantenerse fuerte para ofrecer a los hijos la confianza, seguridad y soporte emocional que requiere para su desarrollo personal y profesional.

De esta forma se crean familias en bienestar, independiente de su forma y seres autónomos, ciudadanos del mundo autónomos, seguros, sostenidos en el amor y por ende una vida y un planeta con mas armonía, solidaridad, respeto y alegría.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s