Entre líneas

KRYSTAL…

Erase una vez un jardín colorido en donde las flores de blanco y negro convivían con alegres insectos y divertidas aves que viajaban en el cielo.

En ese lugar, habitaba una hermosa y delicada mariposa, KRYSTAL, era su nombre. Ella volaba de flor en flor con gracia sutil, sabiendo que podía ser amiga de todos en el jardín…reía escuchando los chistes de los grillo y se asombraba con las historias de las libélulas que la trasportaban a mundos de fantasía y aprendizaje.

Un día,…a lo lejos apareció un galante, inteligente y creativo colibrí… en su interior sintió una tormenta de emociones que dividieron su cuerpo en dos, recordó entonces la voz fuerte, ronca y desafinada de la cigarra, que desde pequeña le decía: “JAMAS UN COLIBRÍ PODRÁ AMAR A UNA MARIPOSA”

Ella ya había sentido el amor con otros colibríes, uno de ellos, el primero, fue débil para defender su amor y otro le hizo mucho daño, cuando al intentar volar le picoteaba las alas para limitar su avance, es entonces cuando creyó que la cigarra tenía razón cuando aún le decía, en un tono mas bajo y lejano “Jamás un colibrí podrá amar a una mariposa”,… Krystal tenía miedo, mucho miedo de volver a enamorarse…la otra parte de su cuerpo sentía, sentía que el amor de nuevo tocaba la puerta de su corazón…

Fue entonces cuando se retiró a ese otro lugar…ese lugar del jardín en donde se encontraban los cristales mágicos. Al llegar allí, pudo mirar su imagen en varios de ellos, y al acercarse cada vez más se dividieron en dos, miró su imagen en uno de ellos y la embargó una cálida y reconfortante sensación al comprender lo que esta le estaba mostrando..así pensó y le dijo “Te entiendo, sólo quieres protegerme”, mientras tanto un rayo de luz iluminó otro de los cristales como el arcoiris, y mientras el hilo de luz avanzaba iluminando el corazón de esta otra parte, krystal caminaba hacia adelante mirando como poco a poco ambas imágenes se fusionaban en una sola delante de sus ojos apareciendo una nueva krystal , más colorida, fuerte y bella, sus alas ya no estaban rotas y una fuerza la empujó hacia esa imagen hasta fundirse en ella…ahhhh que delicia, que alegría, que sensación de placer y vida…de integración…

Conmovida en su corazón de rosa krystal salió del lugar volando hacia el jardín, ese en el que las flores multicolores conviven con alegres insectos y divertidas aves que navegan en el cielo…

Y, volando sobre las margaritas pudo ver, ahora mucho mas cerca…a el galante colibrí, quien a través del viento y con su aleteo musical le dijo: “SEGURO ESTOY DE AMARTE MARIPOSA”… al escuchar esto krystal se emocionó y muy lejos, casi en silencio…susurró una gris y difuminada voz de cigarra “jamas un colibrí podrá amar a una mariposa”

En ese momento en una de las ramas del Gran Sauce que custodiaba el mágico Lago de la Transformación, suspiró y se preguntó a sí misma ¿Cómo podré desvanecer esta tempestad que empaña mi corazón?…El Sauce que todo lo sabe y que todo lo escucha, le contestó con voz calma, rítmica y arrulladora: “Observa el lago y haz realidad tu sueño”

Entonces krystal observó su reflejo en el lago y se miraba hermosa, flotando con gracia y coquetería sobre el jardín maravilloso de flores multicolores, con aromas frescos y delicados, en donde el viento sopla suave y melodiosamente, produciendo una hermosa canción…mientras vivía toda aquella experiencia de sentidos y latidos lo miró! allí estaba! El Colibrí, con sus dotes de poeta, comunicador de maravillosas fábulas, soñador, idealista y amable…  estaba frente a ella y juntos comenzaron una danza de amor bajo el cielo lleno de estrellas, acompañados de las luciérnagas, la música de los grillos y los sapitos cantores, todo el jardín celebraba aquella escena…

Y krystal al mirar too aquéllo sintió un fuerte impluso que brotó desde su más profundo ser, desde su instinto femenino, desde su alma creadora y ZUAZ! se zambulló en el lago, tomándolo todo… sus alas se tornaron aun mas coloridas y brillantes, aun más fuertes dándole cada vez mayor confianza y seguridad,… rió feliz, voló libre veloz y fuerte, bailó como nunca y se canto una nueva melodía “ES SEGURO AMAR DE NUEVO”… radiante una rosa hermosa de color rosa intenso que albergaba en su corazón comenzó a abrirse y mostrar todo lo que guarda dentro, emanando su aroma que invitaba a amar…

Salió del lago, voló de nuevo con mayor gracia y soltura, majestuosa, feliz por entre las flores que ahora lucían mas hermosas y brillantes que nunca…y, como el alba y el nuevo día siempre se encuentran, delante de ella estaba ahora su amado Colibrí, tan cerca de ella que sus alas se acompasaban al latido de su corazón en una danza mágica de bienvenida, en una música compartida, en miradas cómplices que le dicen a la vida…Si aquí somos…

Partieron juntos por el jardín, ese jardín del amor, bailando entre azucenas, violetas y jazmines, divirtiéndose con las libélulas, los grillos y los sapitos cantores, el Gran Sauce se balanceaba suavemente rente al lago, todo el jardín festejaba el encuentro en esta fiesta del amor!

Siguiendo su ritmo y alejándose un poco hacia lo íntimo del lugar, en donde la naturaleza creó un lecho de pétalos de rosa con incienso de almizcle y esencia de ámbar se amaron, como se aman los que se encuentran después de haberse buscado, en perfecta sincronía, orden y movimiento, deleitándose con besos sabor a miel y duraznos, caricias de seda y satín, entre gemidos y susurros de éxtasis y placer divinos, en una imagen perfecta de color naranja y canela fresca…se amaron… disfrutando el éxtasis de la pasión, la entrega, compartiendo la felicidad de amarse y sentirse amados en equilibrio perfecto…krystal confiada y segura se permite ser, recibir y tomar…

Dentro de su corazón ahora resuena como una canción de amor “ES SEGURO AMAR DE NUEVO…ES SEGURO AMAR DE NUEVO…ES SEGURO AMAR DE NUEVO”

Ahora krystal sigue su propio vuelo, acompañada y acompañando a el colibrí que a su lado viaja…juntos van y vienen, cuidan, ofrecen, revelan, descubren, viven la experiencia gloriosa de experimentar la manifestación creativa del Universo a través de ellos…

(Adaptación de mi primera metáfora como Practitioner en PNL)

 

3 comentarios

3 pensamientos en “Entre líneas

  1. siempre me he considerado un colibrí y al amor de mi vida una mariposa, este a sido uno de los relatos mas lindo que he podido leer… dios bendiga la mente prodigiosa del autor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s